jueves, 21 de mayo de 2009

CISNES REFLEJANDO ELEFANTES


Salvador Dalí pintó este cuadro según su personal método conocido como “paranoico-crítico” que se insertaba en el movimiento surrealista.





Método paranoico-crítico

Según el mismo Dalí se trata de: "...un método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetivación sistemática de asociaciones e interpretaciones delirantes...".

La extraordinaria imaginación de Dalí produjo ideas que el relacionó y acercó a nosotros mediante la manipulación de imágenes y objetos conocidos.

En su mente estaban los conceptos de Freud, Nietzsche, Voltaire, Kant, Spinoza, Descartes,
las técnicas de Velázquez, Vermeer, Leonardo, Botticelli, Rafael, Michelangelo, y las influencias de
Picasso, Miro, Magritte, García Lorca, Bruñuel, Breton, Eluard y demás surrealistas. Todos estos elementos, su infancia y su relación con Gala, explican sólo parcialmente, los tipos de nutrientes que existían en su cerebro.

Dalí nos "aclara": "...lo practico con éxito aunque no sepa hasta ahora muy bien en qué consiste exactamente. En términos generales, se trata de la sistematización más rigurosa de los fenómenos y materiales más delirantes, con la intención de hacer tangiblemente creadoras mis ideas más obsesivamente peligrosas. Este método no funciona si no se posee un motor blando de origen divino, un núcleo viviente, una Gala - y sólo hay una.".



Salvador Dalí pintó este cuadro según su personal método conocido como “paranoico-crítico” que se insertaba en el movimiento surrealista.